Tips para cobrar el Seguro de Accidentes Personales

Qué es, cuál es la cobertura de esta póliza, quiénes pueden recibir el dinero y cómo cobrar seguro de accidentes personales en caso de necesitarlo.

Un seguro de accidentes personales puede ser contratado por cualquier persona, entre 18 y 74 años de edad, que sea saludable y no presente ningún motivo de riesgo por accidente agravado. Esta póliza es un respaldo económico a futuro: la familia del asegurado recibe una suma de dinero ante un caso de invalidez permanente o fallecimiento accidental.

Te contamos más detalles y cómo cobrar el seguro de accidentes personales si llegaras a necesitarlo.

¿Cuáles sucesos se consideran accidentes?

  • Un acontecimiento externo a quien lo padece
  • No es una reacción interna del cuerpo, ni una enfermedad
  • Es un hecho repentino, imprevisto, que no se genera gradualmente
  • Es violento e impacta con fuerza a quien lo sufre 
  • Es independiente de la voluntad de la persona que lo experimenta

¿Qué cubre el seguro de accidentes?

  • Únicamente por accidente, no por muerte natural ni por enfermedad
  • En cualquier lugar del mundo, durante viajes o cambios de residencia (informando el nuevo domicilio)
  • En un momento determinado o por varios años, según para qué se contrate
  • A los familiares designados como beneficiarios del seguro. Se pueden modificar a lo largo del tiempo.

¿Quiénes pueden ser los beneficiarios?

  • Pueden ser los padres, cónyuge, hijos o cualquier persona designada por quien contrata el seguro de accidentes personales 
  • Generalmente, son miembros de la familia que dependen económicamente del asegurado 
  • Se puede cambiar a los beneficiarios todas las veces que haga falta 

¿Cómo cobrar seguro de accidentes personales?

Informar un siniestro

¡Con Qualia es más simple y ágil! Podés gestionar un incidente de forma online, a través de nuestra plataforma Mi Qualia o en la app, o por teléfono al centro de atención al cliente. Al momento de iniciar el trámite, se indicará la documentación a presentar según lo ocurrido. Hay 3 días hábiles para informar el accidente.

Quiénes pueden cobrar

Ante la muerte accidental del asegurado, cobran la póliza los beneficiarios designados. Si no se nombró a nadie para recibir el dinero, serán declarados como beneficiarios los herederos legales de la persona fallecida. En este orden: hijos; pareja legal; si no tiene, sus padres; sino, sus hermanos o sus abuelos, sus sobrinos o sus tíos y, por último, sus primos o sobrinos nietos.

División del dinero

Quien contrata el seguro de accidentes personales puede elegir libremente cuánto dinero recibirán las personas que designó como beneficiarias. Si no lo hace, les tocará por partes iguales. Si alguno de estos familiares fallece antes, la suma correspondiente se reparte proporcionalmente entre los otros integrantes.

Acreedores

Si la persona fallecida tiene deudas, éstas no pueden ser cobradas del monto asegurado. El mismo se paga directamente a los beneficiarios designados por quien contrató el seguro. 

Hijos y cónyuge

Si la designación dice a “mi cónyuge”, sin identificar, el dinero del seguro lo cobrará quien al momento del fallecimiento o invalidez permanente sea su marido o esposa. Si lo/la designa con nombre y apellido, será quien cobre aunque deje de ser su cónyuge. Igualmente si se pone “a mis hijos”, de forma general: reciben todos los hijos vivos y concebidos (por nacer).

Muertes violentas

El seguro de accidentes personales no contempla, de ninguna manera, el suicidio y la aseguradora no paga si esa es la causa de muerte. Tampoco se cobra la póliza si el incidente se produce cometiendo un delito; siendo víctima de un accidente auto provocado; o de un asesinato por parte de alguno de los beneficiarios. Revisar también las actividades riesgosas que pueden estar excluidas de la cobertura.