Tipos de ejercicios para adultos mayores de 60 años

Mantenerse en movimiento es importante para la salud en la tercera edad. Qué actividad física pueden realizar los adultos mayores para estar activos y saludables.     

Llevar una vida activa es beneficioso para la salud a cualquier edad. Practicar algún deporte, hacer gimnasia o realizar caminatas diarias tiene impacto positivo en nuestro cuerpo, que necesita moverse para estar sano y en forma. La actividad física es importante a lo largo de toda la vida para evitar el sedentarismo.

En la tercera edad, además es clave para conservar la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio. Hay ejercicios para adultos mayores de 60 años, simples y muy efectivos, que previenen problemas de salud física y mental y aportan bienestar.

Beneficios de la actividad física en adultos mayores:

  • Mejora la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza. 
  • Reduce el riesgo de caídas, muy habituales en la tercera edad. 
  • Aumenta la capacidad cardiorrespiratoria.
  • Fortalece el sistema inmunológico, más débil en la vejez.
  • Reduce el riesgo de depresión, mejora el humor y la autoestima.
  • Algunos estudios indican que hacer ejercicio de forma regular disminuye el riesgo de sufrir demencia

La actividad física combinada con una dieta equilibrada ayuda a reducir el colesterol malo y la presión arterial, que son los principales factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares en la tercera edad. Una rutina diaria de ejercicios será muy favorable para la salud. La misma dependerá del estado físico del adulto mayor; pero todos pueden realizar una práctica de acuerdo a sus capacidades.

Ejercicios para adultos mayores de 60 años

  • Aeróbicos o de resistencia:
    Los ejercicios de resistencia retrasan el envejecimiento. Son suaves pero aumentan la frecuencia cardíaca y respiratoria. Algunas actividades aeróbicas para adultos mayores son: caminar rápido, nadar, bailar, andar en bicicleta (común o fija). 
  • Ejercicios de flexibilidad:
    Son ejercicios de estiramiento, como flexiones, extensiones e inclinaciones, que ayudan al bienestar de los músculos. Por ejemplo, parado o sentado en una silla: levantar el brazo izquierdo pegado a la oreja y colocar el otro en la cintura, inclinarse hacia la derecha y volver, luego cambiar de brazo y de lado.    
  • Ejercicios de fortalecimiento:
    Su objetivo es desarrollar los músculos y fortalecer los huesos. Tonificar las piernas, por ejemplo, permite andar por más tiempo a las personas grandes. Algunos ejercicios son: movimientos de flexión, extensión de brazos y piernas, ejercicios abdominales para mayores, uso de bandas elásticas o levantamiento de peso moderado (como mancuernas livianas o botellas de agua). 
  • Ejercicios de equilibrio:
    Mejoran la coordinación y el equilibrio, disminuyendo las caídas y aumentando la seguridad de la gente mayor para salir a la calle con seguridad. Esta práctica incluye caminar afianzando el talón y caminar levantando un pie para dejar caer el peso del cuerpo en el otro apoyo.
    Hacer yoga es muy beneficioso a cualquier edad e incluye posturas de equilibro, flexibilidad y fortalecimiento. 
  • Ejercitar la mente:
    Además de realizar los ejercicios para adultos mayores de 60 años, activar la mente para prevenir el deterioro cognitivo es igual de importante que mover el cuerpo. La actividad intelectual es esencial para la salud mental, la autoestima y el pensamiento positivo en la tercera edad. Estudiar, leer, aprender idiomas, contar historias del pasado, hacer crucigramas o juegos mentales, escribir o pintar son algunas de las actividades que rejuvenecen el cerebro y estimulan la memoria. 

El médico personal es el profesional idóneo para recomendar cualquier rutina de actividades. Además, siempre conviene que los adultos mayores realicen la práctica de ejercicios supervisados por un profesor o instructor que les indique qué hacer. En las caminatas y otras salidas al aire libre un cuidador o familiar puede asistirlos si necesitan ayuda. 

Ante cualquier eventualidad, un Seguro de Accidentes Personales protege a la familia del accidentado si éste fallece o sufre invalidez total y permanente que le impide seguir con su vida normal. El Seguro de Vida, por su parte, tiene cobertura por cualquier causa de muerte. Mientras que el Seguro de Salud de Qualia otorga, a quien contrata la póliza, una suma de dinero que cubre los gastos de enfermedades graves, trasplantes o internación por cirugías.