Tipos de cerraduras para puerta principal

La seguridad de la entrada a tu casa es clave para evitar el ingreso de personas no deseadas. Qué tipo de cerradura colocar en la puerta de acceso. 

La puerta de entrada de tu casa o departamento es el principal acceso a tu hogar, a tu familia y tus pertenencias. La planificación de la seguridad de tu vivienda debería incluir protección de puertas y ventanas como rejas, alarmas y cerraduras que impidan el ingreso de intrusos. Te contamos los tipos de cerraduras para la puerta principal que hay en el mercado y cuál elegir de acuerdo a tus necesidades.

Cerradura de sobreponer

Se suele poner en la puerta exterior de la vivienda. Es una cerradura que va en el interior de la puerta, pero la mayor parte queda a la vista. Conviene agregar otro sistema para dotarla de mayor seguridad, ya que por sí sola es susceptible de ser abierta con el método de hacer “palanca”. 

Cerradura empotrada

Las cerraduras embutidas o empotradas también son muy habituales en las puertas de entrada de las casas. Este tipo de cerradura para la puerta principal es efectiva, ya que posee gran seguridad. Se trata de una cerradura invisible, donde solo se ve el agujero de la llave. Se usa en puertas de madera y metálicas. Muchas veces igual se agrega otra protección extra.  

Cerradura tubular

Es el sistema de apertura exactamente igual al que ofrece el picaporte. No se usa en la puerta de ingreso al hogar. Vas a encontrarla en el acceso a oficinas, escritorios, baños de lugares públicos, entre otros, ya que se puede cerrar desde el interior con solo presionar el botón de su manija redonda.

Cerradura de perfil europeo

Es otro modelo muy usado y de alto nivel de seguridad para la entrada de tu casa o departamento. El funcionamiento es sencillo pero eficaz: la llave se encarga de accionar el sistema levantando las pestañas de las que se compone el cilindro; entonces, este abre automáticamente los sistemas de seguridad.

Cerradura digital

Las cerraduras digitales se utilizan en garajes, establecimientos públicos y hoteles. El sistema de seguridad más común de esta cerradura es una tarjeta, aunque también puede ser un código o huella dactilar. Aunque aún no es muy común en la puerta de ingreso a las viviendas, cada vez se irá implementando más por su atractivo y seguridad, sin necesidad de usar llaves.

Cerradura multipunto

Posee un diseño altamente reforzado y es considerada la cerradura más segura de todas. Su sistema dispone de una serie de anclajes a diferentes alturas de la puerta. Suele colocarse en puertas blindadas y es perfecta para la puerta principal del hogar por su grado de protección.

Cerradura anti-bumping

La mayoría de las cerraduras comunes pueden ser abiertas con la técnica de Bumping. Es un procedimiento antiguo pero bastante sencillo y efectivo, que consiste en introducir en el cilindro de la cerradura una llave manipulada y golpear la misma hasta hacer “bailar” el sistema. La clave está en combinar la cerradura elegida con un cilindro de alta calidad anti-bumping; o en utilizar puertas que oculten la entrada de la llave o con cerraduras inteligentes.   

Cuidar tu vivienda es cuidar tu integridad y la de tu familia. Además de seguir estos consejos para elegir la mejor cerradura que resguarde tu propiedad, conviene que la protejas con un Seguro de Hogar. Esta póliza cubre por robo o daños a tu patrimonio, te ayuda ante emergencias y brinda un servicio de mantenimiento -como cerrajería, plomería y fumigación- para tu casa.