¿Qué son los MIPS en los cascos?

Usar casco para andar en bicicleta es fundamental. Si elegís uno con MIPS estarás cuidando tu cerebro, además de tu cabeza. Cómo funciona este sistema de protección.  

El casco es el accesorio más importante de todo ciclista. Hay muchos tipos de cascos, marcas y modelos, pero todos debieran cumplir con los estándares de calidad de cada país. Sin embargo, de acuerdo a los materiales utilizados, los procesos de fabricación y los sistemas de protección que aplican resultan cascos con diferencias importantes, aun teniendo precios similares. Qué es MIPS en cascos y por qué se está usando cada vez más.          

En Argentina, la Ley Nacional de Tránsito indica que es obligatorio el uso de casco para andar en bicicleta. Dicho casco, cualquiera sea el modelo, debe estar homologado y tener fecha de vencimiento. Esto significa que el fabricante lo ha sometido a una serie de procesos para verificar que cumple con las prestaciones de seguridad necesarias y que tiene la etiqueta con la norma IRAM N° 3621, que incluye el número CHAS (Certificado de Homologación de Autoparte de Seguridad). 

¿Cuál es la importancia de usar un casco de bicicleta? Un casco en regla te asegura mayor protección de la cabeza, la parte del cuerpo más expuesta y sensible a los daños si sufrís un accidente. ¿Qué tipo de lesiones previene? Reduce los riesgos de sufrir traumatismos craneoencefálicos al aminorar el impacto de una fuerza o colisión sobre la cabeza, cuando se produce un choque.

Para disminuir los golpes, los cascos interponen una capa de protección entre las superficies duras y la cabeza. Además de la carcasa, llevan una gruesa capa de poliestireno expandido (EPS), una espuma especial que disipa o desacelera el impacto. Pero el MIPS en cascos va más allá, porque proteger el cráneo no alcanza: para no sufrir lesiones irreversibles, también hay que preservar el cerebro. 

¿Qué es MIPS en cascos?

En 1996, un médico neurocirujano sueco -cansado de tratar en el quirófano pacientes con lesiones cerebrales severas causadas por accidentes en bicicleta- comenzó a investigar sobre la fabricación de cascos. Años de estudio llevaron a la conclusión de que la tecnología existente no era suficiente para proteger el cerebro correctamente.

En los accidentes en bicicleta graves, el impacto rotacional es la causa más común de lesión cerebral y se produce cuando el casco golpea en diagonal con la superficie u objeto de choque y, debido a la inercia, la cabeza rota junto a este. Tras 5 años de trabajo e infinidad de pruebas, en 2001 nace el MIPS o Multi-Directional Impact Protection System. Este Sistema de protección de impactos multidireccional se crea a partir de la idea de que una doble capa de baja fricción interna en el casco debería minimizar de forma notable las lesiones por impactos rotacionales.

¿Qué es MIPS en cascos y cómo actúa?

El sistema MIPS está diseñado para proteger al ciclista frente a los impactos rotacionales que transmiten las fuerzas del impacto desde la cabeza al cerebro. Se trata de una especie de malla o capa amarilla de baja fricción que se encuentra detrás de la almohadilla del casco y que ayuda a reducir el daño cerebral que puede causar el golpe oblicuo, gracias a que permite un desplazamiento de la cabeza de entre 10 y 15 mm en todas las direcciones.Usar casco con MIPS no es obligatorio. Tener un Seguro de Bicicleta tampoco. Pero los recomendamos porque el primero puede ser la diferencia entre la vida y la muerte; y el segundo brinda cobertura ante robo o destrucción total de tu bicicleta nueva o usada, en cualquier lugar del mundo. Para no quedarte nunca sin pedalear, el Seguro de Bicicleta de Qualia además ofrece servicio de mantenimiento, emparchado de cubiertas, traslado por viaje y taxi por imprevistos.    

Hombre con campera de jean y casco andando en bicicleta