¿Qué significa el riesgo en contratos de seguros?

Las personas buscan protegerse de los riesgos y los trasladan a la compañía aseguradora que puede cubrirlos, a través de los seguros. Cuándo un riesgo es asegurable.      

Contratar un seguro es la mejor forma de cuidar tus bienes, a vos mismo y a las personas que más querés. El seguro es una herramienta jurídica con la cual la gente busca protegerse de los riesgos a los que se exponen todos los días (robo, accidente, incendio del hogar, muerte, etc.). Hay diversos tipos de riesgos; por lo tanto, existen distintos tipos de seguros. Pero todos tienen en común que se basan en el principio de la transferencia del riesgo. ¿Qué significa esto?

Todos tenemos posibilidades de sufrir un daño material o personal y buscamos contratar un seguro con el objetivo de transferir el riesgo a una empresa aseguradora. Esta compañía asume los riesgos y se hace cargo de sus consecuencias, a través de una indemnización. La aseguradora tiene la capacidad financiera para asumir el costo que puede causar una eventualidad o incidente, protegiendo a sus clientes y su patrimonio.    

El riesgo es la ocurrencia de un hecho posible, incierto, fortuito y dañino. ¿Pero qué es el riesgo en seguros? En seguros, para que un riesgo sea asegurable debe cumplir los siguientes requisitos:      

  • que se pueda valorar económicamente,
  • que el asegurado tenga interés en que el siniestro no suceda,
  • que el riesgo sea fortuito, es decir, que no se sepa cuándo puede ocurrir,
  • que haya un grupo de personas que puedan sufrir este riesgo en general.

¿Cómo se puede reducir el riesgo en seguros?

Muchas veces, las aseguradoras asesoran a sus clientes para reducir un riesgo. Ya que, si hay menos posibilidades de que un riesgo suceda, las compañías cobran una prima menor. A partir del riesgo que se quiere asegurar, se realiza un contrato del seguro elegido, que consta de varios principios básicos:

  • Buena fe: es un valor esencial en cualquier contrato, donde ninguna de las partes busca obtener una ventaja injusta sobre la otra.      
  • Indemnización: en ningún caso puede tener fines lucrativos para el asegurado. Ante un siniestro, se intenta que el asegurado no pierda, pero tampoco que gane más dinero del que tenía.
  • Interés asegurable: debe existir un vínculo entre el cliente y lo que se quiere asegurar. Interés económico en los Seguros de Daños. En los Seguros de Personas se refleja en los riesgos que pueden afectar a la persona en su existencia, integridad personal y salud.     

¡Qué ningún riesgo te encuentre sin seguro! Podemos asegurar tus bienes y a tu familia con nuestro Seguro de Hogar, Vida, Accidentes Personales, Mascotas, Cajero, Bolso, Bicicleta y Notebook.