Por qué debés contratar un seguro de vida

Para qué sirve un seguro de vida, motivos para contratarlo y riesgos de no hacerlo. Qué tipos de seguros de vida hay y cuál elegir según tus necesidades. 

Contratar un seguro de vida, ¿sí o no? Es una decisión difícil pero, tarde o temprano, conviene tomarla. El principal motivo que lleva a una persona a adquirir un seguro de vida es no dejar desprotegida a su familia en caso de muerte. Informarse bien y entender por qué contratar un seguro de vida es tan importante, te dará seguridad y tranquilidad hoy y en el futuro.

El seguro de vida te ayuda a resguardar a tus seres queridos si algo llegara a pasarte. En caso de invalidez total o fallecimiento, tus beneficiarios recibirán un monto de dinero de acuerdo al plan que elijas. Hay muchas razones por las cuales contratar un seguro de vida, pero el sustancial es que otorga protección y sostiene el ingreso económico familiar ante una enfermedad invalidante o la muerte  de quien contrata el seguro.

Tener seguro es voluntario. En Argentina, solo los trabajadores en relación de dependencia cuentan con un Seguro Colectivo de Vida Obligatorio (SCVO). Dicha prima (valor que se abona mensualmente por el seguro) la paga la empresa empleadora, pero el monto asegurado suele ser bajo, ya que está sujeto al salario mínimo vital y móvil. Si te quedás sin empleo perdés este beneficio, por lo cual conviene estar cubierto con un seguro de vida individual; lo mismo si sos trabajador independiente.

¿Por qué contratar un seguro de vida?

 Porque nadie está exento de sufrir un accidente grave, una enfermedad inhabilitante o incluso la muerte. Aunque cueste pensar en ello, resolver y garantizar el respaldo financiero de tu familia es primordial; sobre todo si tu pareja o tus padres dependen económicamente de vos. Ésta es la razón principal, pero no es la única. Se puede contratar un seguro de vida para hacerse de una suma grande de dinero al momento de la jubilación, para saldar una hipoteca o para asegurar los estudios de los hijos.

Hay tres tipos de seguros de vida

Vida Riesgo

Ofrece protección en caso de fallecimiento del asegurado y la familia recibe el importe establecido. También puede contratarse durante un periodo de tiempo concreto, por ejemplo mientras se está pagando una hipoteca o un préstamo personal.

Vida Ahorro

Garantiza el cobro del capital cuando vence la póliza. Es una manera de ahorrar y de obtener un capital al cabo de los años.

Vida Mixto

Es una combinación de los dos anteriores, en la que podés establecer la fecha de vencimiento.

Riesgos de no contratar un seguro de vida

Los riesgos de no contratar un seguro de vida son muchos. 

Tus seres queridos tendrán un sufrimiento extra si, además del fallecimiento, deben enfrentar problemas económicos, deudas o falta de ingresos estables. Lo mismo si aparece una enfermedad que te impida trabajar. ¿Quién se hará cargo de la casa y los gastos de tu familia si no hay otra entrada de dinero o ahorros? El seguro de vida te cubre por invalidez total y permanente, muerte por cualquier causa, doble indemnización por muerte accidental y adelanto por enfermedad terminal.

Si bien cada uno tendrá motivos personales de por qué contratar un seguro de vida y verá cuál se adapta mejor a sus necesidades, está claro que proteger a la familia es la razón principal. Un seguro de vida te garantiza el bienestar económico de los tuyos; y esa tranquilidad, no tiene precio.