Me robaron a la salida del cajero: ¿qué hacer?

Nunca será más cierto el dicho “mejor prevenir que curar”, si sufrís un robo afuera de un cajero automático. Un Seguro es la forma de recuperar tu dinero.        

Hoy en día, es casi imposible andar con plata encima o retirar dinero del cajero sin preocupaciones. En el primer caso, tenés varias opciones. El efectivo se puede reemplazar -la mayoría de las veces- por el pago con tarjetas de débito y crédito; o por el uso de billeteras virtuales: aplicaciones para el celular que permiten abonar con código QR y hacer otras transacciones. 

Para sacar dinero del cajero automático, en cambio, no hay muchas alternativas. Aunque ahora se puede extraer efectivo en los supermercados, algunas farmacias y otros comercios, para retirar montos grandes hay que ir al banco. Entonces, qué recaudos tomar para operar con tranquilidad y no tener que decir “¡me robaron a la salida del cajero!”.     

Los hechos de inseguridad ocurren en cualquier horario y lugar. Sin embargo, hay situaciones donde uno se expone más que en otras. Prestar atención y adoptar conductas seguras es el primer paso para no sufrir un incidente desagradable y el disgusto de quedarse sin dinero.

Algunas medidas de seguridad para evitar robos en los cajeros automáticos  

  • Cuando se trate de sumas importantes, retirá el dinero por ventanilla del banco. Hay menos chances de que se sepa qué tipo de operación estás realizando y mayor seguridad. 
  • Usá los cajeros automáticos en horario bancario. Hay más gente y personal de seguridad alrededor para ahuyentar robos.
  • Dirigite a los cajeros mejor ubicados, en zonas con circulación de gente y tránsito, donde puedan verte a la salida o haya cámaras de seguridad. Evitá cajeros muy escondidos o solitarios, sobre todo de noche.
  • Esperá afuera el turno para entrar a realizar la operación. Nadie quiere ser visto mientras extrae dinero. Cerrá la puerta y trabala, si estás fuera del horario bancario. Guardá bien la plata antes de salir.  
  • No te olvides la tarjeta magnética en el cajero automático.

Si sufrís un robo dentro del cajero automático, tenés que saber que el banco es responsable. Ya que los mismos deben brindar seguridad, información, comodidad y todos los derechos que te corresponden como usuario. Las normas que regulan la actividad bancaria te protegen y la ley de defensa del consumidor, también. Guardá siempre el comprobante de tu extracción, sacá fotos del cajero y sus números de identificación y todo lo que consideres que te sirva para defenderte. No te vayas del lugar y pedí apoyo policial. 

Pasos legales ante un robo en cajero automático

  • Hacé la denuncia policial.
  • Realizá el reclamo por escrito al banco.
  • En caso de que el banco se resista a responder, está la vía legal para resolver el asunto.
  • Si es necesario, acudí a entidades de Defensa del Consumidor para iniciar los trámites que correspondan.

En cambio, si te asaltan afuera del banco, pasás a formar parte de la gran mayoría que abre las manos y dice “me robaron a la salida del cajero, ¿qué puedo hacer?”. ¡Hay que adelantarse a los hechos y estar cubierto! Lo mejor es contratar un Seguro de Cajeros, para no sentirte indefenso en esa situación. Con un seguro de este tipo, protegés tus extracciones bancarias y sacás dinero sin preocupaciones.

El Seguro de Robo en Cajeros de Qualia cubre:

  • La suma de dinero en efectivo extraída de cajeros automáticos, por ventanilla o cualquier otro comercio habilitado, ante robo (siempre y cuando se haya producido hasta un máximo de 2 horas inmediatas a la operación).
  • También cubre extracciones por parte de personas no autorizadas al uso de la tarjeta dentro de las 72 h de que la tarjeta haya sido robada.
  • Hasta dos eventos por año, hasta la suma indicada en cada plan.
  • También en las extracciones en cajeros del exterior.