Razas de perros que necesitan Seguro de Mascotas

Cualquier mascota puede tener la protección de un Seguro de Mascotas; pero hay 17 razas que sí o sí tienen la obligación de inscribirse en el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos y tener un seguro de responsabilidad civil.  

Tu mascota es parte de tu familia, la cuidás y la querés como uno más dentro del hogar. Por eso, contratar un Seguro para Mascotas es una buena opción para proteger a tu perro o gato y brindarle siempre lo mejor. 

Sin embargo, no todas las razas son iguales ni requieren la misma atención. Hay perros, que son considerados potencialmente peligrosos, que deben ser registrados, cumplir ciertas normas al salir a la calle y tener un seguro de responsabilidad civil. Te contamos qué razas de perros necesitan seguro y otras consideraciones a tener en cuenta si tu perro está entre estas razas o estás pensando en tener uno.   

En junio de 2021 entró en vigencia, en la Ciudad de Buenos Aires, el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP), en cumplimiento de la Ley 4.078. Su objetivo es promover y brindar herramientas para la tenencia responsable y la convivencia armónica dentro de la ciudad. Esta ley propone una lista de perros, pertenecientes a 17 razas, que tienen la obligación de inscribirse.

Los propietarios de perros de estas razas deben inscribirse y tener seguro de mascota:

  • Pit Bull Terrier
  • Staffordshire Bull Terrier
  • American Staffordshire Terrier
  • Dogo Argentino
  • Fila Brasileño
  • Tosa Inu
  • Akita Inu
  • Doberman
  • Rottweiller
  • Bullmastiff
  • Dogo de Burdeos
  • Bull Terrier
  • Gran Perro Japonés
  • Mastin Napolitano
  • Presa Canario
  • Ovejero Alemán
  • Cane Corso

También deben registrarse otras razas adiestradas para el ataque y aquellos cruces entre razas mencionadas o con otras razas obteniendo una tipología similar: más de 20 kg de peso, perímetro torácico entre 60 y 80 cm, cabeza voluminosa y cuello corto, fuerte musculatura, mandíbula grande y boca profunda, así como resistencia y carácter marcado.

Dentro de los tres meses de inscripción en el registro, el dueño deberá realizar un curso virtual gratuito sobre tenencia responsable, donde se le brindan herramientas necesarias para asegurar el bienestar, correcta educación y sociabilización de su perro. Entonces se le otorgará (por el plazo de un año) un Permiso de Tenencia de Perro Potencialmente Peligroso.  

Requisitos para inscribirse en el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos (PPP):

  • Su perro debe ser identificado con una chapa con el nombre del dueño y el número de inscripción del animal en el registro oficial.
  • En la calle debe circular con bozal y ser llevado con una correa corta, de un máximo de dos metros.
  • Tiene que tener la vacuna antirrábica al día.
  • Dentro del hogar, debe haber un espacio adecuado para proteger a quien ingresa a la vivienda.
  • Además, los dueños necesitan un seguro de responsabilidad civil que cubra los gastos de los daños o lesiones que su perro pueda ocasionar.
  • Contar con un Seguro para Mascotas solo es obligatorio para estas razas, denominadas potencialmente peligrosas (PPP). Es decir, aquellas que presentan un tipo de mordida que puede resultar muy grave o causar mucho daño. 

El propietario de estos perros es responsable en todo momento de las situaciones y daños que su mascota pueda provocar: ya sea bajo su tutela y también en caso de que se extravíe. Por eso, es importante conocer qué razas de perros necesitan seguro y contratarlo. O reclamar lo que corresponda en caso de ser lesionado. 

Tengas o no alguna de estas razas, a tu perro o gato querés protegerlo y brindarle siempre lo mejor. Por eso, el Seguro de Mascotas de Qualia es para todos. Este seguro cubre por enfermedad o accidente (consultas, estudios, medicamentos, internación y cirugías); fallecimiento y entierro; y reclamos de terceros, por daños o lesiones. Además, te reintegramos el 50 % del gasto en vacunas, pipeta, baño, peluquería y castración, entre otros. Si tu mascota provoca daños a otras personas, tendrás cobertura por el monto que pudieran reclamarte, hasta el máximo del valor asegurado.