La importancia de usar casco en bicicleta

Conocé los tipos de casco, protección que brinda y cómo elegirlo para andar con seguridad. Cuidate vos y resguardá tu bici con un Seguro de Bicicleta.  

Desde hace algunos años, las bicicletas proliferan en la ciudad. Ya sea como medio de transporte, estilo de vida o deporte, muchos las eligen cotidianamente. Para andar en bici con seguridad es fundamental respetar las normas de tránsito, entre otras medidas convenientes, y usar casco. Cómo es un casco homologado, de qué lesiones te protege y por qué es obligatorio su uso. Además, la importancia de contratar un Seguro de Bicicleta.

¿Qué tipo de lesiones previene el casco?

La importancia de usar casco en bicicleta reside, básicamente, en que este elemento protege tu cabeza y evita que sufras daños irreversibles. El casco sirve para reducir riesgos de traumatismos craneoencefálicos, al aminorar el impacto de una fuerza o colisión en la cabeza.

¿Cómo actúa el casco para proteger tu cabeza?

Lo hace de tres formas. En primer lugar, el casco reduce la desaceleración del cráneo; es decir, el movimiento del cerebro al absorber el impacto. Como está cubierto de un material mullido, absorbe parte del impacto y la cabeza se detiene de manera más lenta. En consecuencia, el cerebro no choca contra el cráneo con tanta fuerza. Esta protección también dispersa la fuerza del impacto sobre una superficie mayor, de tal modo que no se concentra en áreas particulares del cráneo. Por último, el casco previene el contacto directo entre el cráneo y las superficies de impacto, al actuar como barrera entre la cabeza y los objetos.   

¿De qué está hecho un buen casco?

El casco, para protegerte, interpone una capa de protección entre las superficies duras y la cabeza. Además, disminuye la desaceleración del impacto que el ciclista recibe. Para eso, el casco lleva un material llamado poliestireno expandido (EPS), una espuma especial que por sus características disipa o desacelera el impacto. Asimismo, su sistema de retención asegura que el caso se mantenga siempre en la posición correcta.   

Modelos de cascos

Hay diferentes modelos de casos para distintos usos, gustos y necesidades de cada ciclista. Algunos prefieren cascos livianos y aerodinámicos, otros que tengan una cobertura más completa. Los cascos integrales (de apariencia similar a los de motociclista) o Full Face se usan para algunas disciplinas del ciclismo más extremas, como el BMX. 

Cascos homologados

Cualquiera sea el modelo, el casco debe estar homologado y tener fecha de vencimiento. Si sufrís un impacto tenés que reemplazarlo porque pierde su capacidad de protección.

Se considera que un casco está homologado, cuando el fabricante lo ha sometido a una serie de procesos y ensayos para verificar que cumple con todas las prestaciones de seguridad básicas necesarias. Según la legislación argentina, debe tener la etiqueta con la norma IRAM N° 3621, que incluye el número CHAS (Certificado de Homologación de Autoparte de Seguridad). 

Estos estándares garantizan seguridad ante diferentes tipos de impacto, resistencia de los sistemas de retención y que el casco mantenga sus propiedades sin importar las condiciones climáticas.   

Seguro de Bicicleta

Ya viste la importancia de usar casco en bicicleta para estar siempre protegido. ¿Pero cómo cuidar también la bici? Revisá neumáticos, cadena, asiento, manillar y frenos antes de salir. Dejala siempre con candado y contratá un Seguro de Bicicleta, para recuperarla en caso de robo o destrucción total por accidente. El seguro de Qualia además incluye servicio de mantenimiento, traslado por viaje, emparchado de cubiertas y taxi por imprevistos.