¿Cuánto cuesta cambiar una cerradura?

Tipos de cerraduras, causas comunes por las que se rompen y cuándo hace falta llamar al cerrajero. Por qué conviene tener un Seguro de Hogar.     

Entre las cosas que pueden romperse en una casa, están las cerraduras. La cerradura de la puerta principal del hogar puede deteriorarse con el uso, ser forzada en un intento de robo o dejar de funcionar bien porque falla alguno de sus componentes.

Llamar al cerrajero para arreglarla o reemplazarla puede costar miles de pesos. Sin embargo, muchas veces no hay otra opción. ¿Cuánto cuesta cambiar una cerradura? Es difícil hablar de precios sin conocer en detalle las características del caso. 

En Argentina, existen varios tipos de cerraduras que se utilizan en los hogares:

  1. Cerraduras de embutir: estas cerraduras se instalan empotradas en la puerta y se pueden abrir con una llave desde el exterior y con un picaporte desde el interior.
  2. Cerraduras multipunto: estas cerraduras tienen varios puntos de anclaje en la puerta y son más seguras que las cerraduras convencionales de embutir.
  3. Cerraduras de sobreponer: estas cerraduras se colocan sobre la superficie de la puerta y se fijan con tornillos. Son más fáciles de instalar que las cerraduras de embutir y ofrecen un nivel de seguridad razonable.
  4. Cerraduras electrónicas: estas cerraduras se abren mediante un código numérico, una tarjeta de acceso o un dispositivo móvil. Son ideales para lugares con mucho tránsito de personas, como edificios de oficinas o departamentos.
  5. Cerraduras de seguridad: estas cerraduras cuentan con sistemas antirrobo, como llaves especiales o mecanismos de bloqueo adicionales, que las hacen más difíciles de abrir sin la llave correspondiente.

Sea cual sea el sistema elegido, siempre puede presentar desperfectos y necesitar el service de un especialista. 

¿Por qué se rompe y cuánto cuesta cambiar una cerradura?

Una cerradura puede romperse por diversas razones, pero algunas de las causas más comunes son:

  • Desgaste: con el tiempo, las piezas internas de la cerradura pueden desgastarse y perder su capacidad para funcionar correctamente.
  • Uso inadecuado: si la cerradura se utiliza de manera inadecuada o se fuerza, puede dañarse y dejar de funcionar bien.
  • Fallos mecánicos: pueden ocurrir fallos en el mecanismo interno de la cerradura, lo que puede impedir que se abra como debe ser.
  • Mal mantenimiento: si la cerradura no se limpia ni lubrica regularmente, puede acumular suciedad y residuos que afecten su funcionamiento.
  • Manipulación incorrecta: si alguien intenta abrir la cerradura con herramientas inadecuadas o de manera brusca, puede causar daños irreparables.
  • Problemas ambientales: los cambios de temperatura o la humedad excesiva pueden afectar a la cerradura y hacer que se rompa o deje de funcionar adecuadamente.

Importancia del mantenimiento de cerraduras

Las cerraduras son un componente importante de la seguridad de la vivienda y su correcto mantenimiento evitará tener que hacer reparaciones costosas o reemplazos prematuros. Si se rompen, hay que arreglarlas inmediatamente para no quedar expuesto a situaciones de riesgo o al ingreso de intrusos. No importa cuánto cuesta cambiar una cerradura si la protección del hogar está en juego.

Un cerrajero de confianza es quien mejor puede asesorarte sobre el problema que presenta una puerta que no abre, que no cierra bien o que necesita refuerzos para ser más segura, y pasarte precios. Si estás buscando cuánto cuesta cambiar una cerradura porque fue forzada para entrar o quedó rota tras un intento de robo, la solución quizás sea contratar un Seguro de Hogar, en lugar de llamar a la cerrajería. 

El Seguro de Hogar de Qualia cubre por robo y hurto, incendio, daños a la vivienda y a los bienes dentro de esta, y demanda de terceros. Entre los daños ocasionados por robo o el intento del mismo, el arreglo de las cerraduras está cubierto. Además, incluye descuento en la instalación de sistemas de alarma, rotura de vidrios y servicio de emergencias en electricidad, gas, plomería y cerrajería.

Manija de puerta negra con cerradura