¿Cómo prevenir accidentes domésticos infantiles?

Ambiente por ambiente, a qué hay que prestarle atención para cuidar a los niños que viven o frecuentan tu hogar y evitar los accidentes más comunes.    

Tener hijos es maravilloso, ¡pero su cuidado puede ser agotador! De pequeños, además de criarlos con mucho amor y ciertos límites, debemos garantizar su seguridad dentro de la casa. Recorremos los ambientes de la casa y sugerimos cómo prevenir accidentes domésticos infantiles.

Cuando comienzan a caminar, la tarea se vuelve titánica: no podemos perderlos de vista un segundo, ni dejar cualquier cosa a mano de los niños. Si tomamos algunas medidas de prevención, podremos disfrutar más y dejarlos crecer con mayor libertad. ¡Nada más lindo que verlos jugar y desarrollarse en un entorno amoroso y seguro para ellos! 

Algunos consejos para prevenir accidentes domésticos infantiles

  • Revisar la calidad de los juguetes: que no pierdan piezas ni tengan materiales tóxicos, que sean los recomendados para cada edad y que estén autorizados para su comercialización. 
  • No darle a los niños juguetes y objetos con riesgo de producir asfixia, golpes o cortes.
  • No dejar a su alcance elementos que no deben tocar, como lociones, algodón, alcohol, tijera de uñas y cualquier producto tóxico (si se ingiere) o que pueda lastimarlos. 
  • Cubrir los enchufes con tapas para tal fin. No dejar cables a la vista, de los que puedan tirar, enroscarse o tropezar.  
  • Limitar el acceso de los niños a los aparatos de calefacción. Aunque no estén encendidos, hay que enseñarles que no deben tocarlos nunca. 
  • Poner redes y rejas en las ventanas del dormitorio. Los niños no tienen que tener acceso a las mismas desde la cama o con bancos y mesas donde treparse.
  • No colocar televisores, pantallas y aparatos electrónicos en muebles que puedan volcarse o ser empujados por los chicos sobre sí mismos. 
  • Colocar antideslizantes debajo de las alfombras para evitar resbalones.
  • Quitar la llave de la puerta del dormitorio, para que los pequeños no se encierren sin querer.   

Cocina y baño

  • ¿Cómo prevenir accidentes domésticos infantiles en el baño y la cocina? No dejar al alcance de la mano, ni a la vista de los niños, productos de limpieza, medicamentos y cualquier otro líquido que pueda intoxicarlos.
  • Guardar bajo llave, en alacenas y cajones con trabas cualquier elemento riesgoso como tijeras, envases de vidrio, cuchillos, fósforos y encendedores.   
  • No dejar a los chicos solos cuando se bañan. El riesgo de inmersión y ahogamiento existe aunque haya poca agua o tengan una silla de seguridad.      
  • No circules con agua caliente o la pava hirviendo en la cocina, cerca de los chicos. Es mejor utilizar un termo con tapa, para evitar quemaduras. 
  • Siempre cocinar en las hornallas de atrás y mantener los mangos de ollas y sartenes hacia adentro, para que los niños no tengan alcance. 
  • No utilizar el secador de pelo en el baño mojado, ni enchufar otros aparatos.
  • Nunca dejar que abran la heladera descalzos, con los pies húmedos o las manos mojadas.  

Living

  • Otro riesgo muy común son las quemaduras. No tener estufas con fuego a la vista, ni que calienten al punto de quemar.  
  • Tapar enchufes y cubrir cables de electricidad. 
  • No dejar a la vista objetos pequeños que los niños puedan tragar o adornos muy pesados que puedan golpearlos.
  • Cubrir las puntas de los muebles y las mesas. Evitar las tapas de vidrio. No poner espejos sin amurar, que puedan volcarse fácilmente.  
  • Colocar puertas para limitar el acceso a escaleras.
  • Poner redes y/o rejas en ventanas y balcones. 

La lista parece interminable, pero la responsabilidad del cuidado de los niños es de los adultos. Los accidentes pueden ocurrir -y, de hecho, son muy comunes-, pero está en nuestras manos revisar todos los ambientes de la casa para que los chicos circulen y jueguen con seguridad. ¡No hay que perderlos de vista y hay que estar atento todo el tiempo! Principalmente, cuando empiezan a caminar, a explorar y a llevarse a la boca cualquier cosa que encuentran. Así podrás prevenir accidentes domésticos infantiles y criar hijos sanos y felices.