Cómo evitar robos en la calle

Seguí estas medidas de prevención para no sufrir arrebatos en la vía pública. Además, cómo proteger tu notebook, tu cartera o la extracción de dinero en cajeros automáticos.          

En estos tiempos, nadie está exento de sufrir un robo en la calle. Sin embargo, tomar algunas precauciones puede ayudar a evitar que seas víctima de un asalto o arrebato. Cómo evitar robos en la calle depende, en gran medida, de la atención que prestes a tu alrededor y de las medidas de prevención que pongas en práctica. 

Estas sugerencias son las más importantes para que no te agarren desprevenido en la vía pública:    

  • No pierdas de vista la cartera y los objetos personales si estás comiendo afuera, tomando un café en un bar o tenés el celular apoyado sobre la mesa.  
  • Si entrás a un negocio a probarte algo, no te desprendas de tu abrigo, tu bolso o tu teléfono, aunque los tengas al lado y a la vista. 
  • No guardes todos los elementos de valor en el mismo lugar. Llaves, dinero, tarjetas de crédito y documentación personal deberían estar en diferentes bolsillos o compartimentos. Llevá la plata encima y el resto repartido en tu cartera o mochila.   
  • Salí de casa solo con lo imprescindible. 
  • Hoy en día podés pagar casi todo con el teléfono celular, a través de las billeteras virtuales. Evitás así tener que cargar efectivo, tarjetas, etc.  
  • Trata de no exhibir artículos valiosos: notebook, cámara de fotos, teléfono de última generación son tentaciones muy grandes y conviene manejarse con discreción si los sacás a la calle. 
  • Carteras, bolsos y mochilas deben tener cierre y llevarse bien cerrados. Tomá la cartera por delante del cuerpo y la mochila siempre bien colocada (en ambos hombros) o sobre el pecho. Cuando necesites abrirlas, no muestres todo su contenido. 
  • No circules con el bolso cerca del tránsito, ni lo lleves colgado del lado de la calle. Prestá mucha atención al estar esperando en la esquina para cruzar, para no ser arrebatado. 
  • No vayas por la calle mirando continuamente el celular ni hablando por teléfono. Esto te distrae de lo que sucede a tu alrededor y te vuelve blanco de posibles robos.
  • Si usás auriculares, también estás menos atento a los ruidos que te rodean y no escuchás si alguien te sigue o se acerca y podés llevarte un susto. Reservalos para momentos de dispersión, sentado en un parque o haciendo ejercicio; pero no para cuando te trasladás con tus pertenencias valiosas encima. 
  • Desconfiá de empujones y acercamientos sospechosos. En el transporte público lleno o en sitios muy concurridos cuidá tus cosas más que nunca. 
  • Si tenés que retirar dinero, utilizá los cajeros automáticos cuando el banco está abierto. En otros horarios, no lo hagas si ves gente sospechosa afuera o adentro del recinto y trabá la puerta al ingresar antes de realizar la operación.    
  • No tomes papeles, ni obsequios de extraños en la calle: puede ser una maniobra para atraerte o distraerte y robarte. Sin volverse aprensivo, ¡hay que estar atento! 

Ya conocés las precauciones principales para saber cómo evitar robos en la calle. ¡Pero a todos nos puede pasar! Para sentirte protegido y andar con mayor tranquilidad sumá un Seguro de Qualia, que te brinda cobertura ante distintos incidentes. Podés elegir entre un Seguro de Notebook, el Seguro de Robo en Cajeros o el Seguro de Bolso. Tu casa y vos mismo también pueden estar resguardados con los Seguros de Hogar o Accidentes Personales. ¡Asesorate y contratalos de forma online!