¿Cómo combatir la humedad en tu hogar?

Hay que conocer las causas, prevenir y combatir la humedad para que no deteriore tu casa y la salud de tu familia

La humedad es una amenaza constante en los hogares. Este problema puede afectar tanto el exterior como las paredes interiores de tu casa; pero además es muy perjudicial para la salud, sobre todo de niños y ancianos. Para prevenirla hay que tomar medidas. Primero, conocer las causas que la provocan. Segundo, poner en práctica algunas costumbres, sencillas pero efectivas, para combatir la humedad.

Tipos de humedad en el hogar

Humedad por condensación 

¿Por qué se produce la humedad? La humedad es causada por la diferencia de temperaturas interiores y exteriores. Es más común que aparezca en invierno, debido al uso de la calefacción que derrite el agua hasta convertirla en vapor de agua. Este fenómeno de condensación produce humedad. Sin embargo, hay otros problemas que también pueden originarla.

Humedad por filtraciones

Las filtraciones se producen cuando en la vivienda ingresa agua proveniente del exterior o de cañerías rotas. Suele ser un problema en la construcción, que facilita el paso de la humedad a través de grietas o uniones mal resueltas de los materiales. También puede haber filtraciones a través del suelo o las paredes en construcciones antiguas o con aislamiento térmico inadecuado.

Consecuencias de la humedad en el hogar

La humedad produce efectos desagradables en tus paredes y tiene consecuencias negativas para tu hogar:

  • Mal olor: el aroma a encierro es unos de los primeros efectos de la humedad. Se puede eliminar temporalmente el mal olor, pero es importante atacar el motivo que originó la humedad, para que no regrese. 
  • Hongos: la humedad produce bacterias, que se manifiestan a través de manchas oscuras. Estos hongos no solo arruinan la estética de tus paredes sino que ponen en riesgo la salud de tu familia.
  • Daños estructurales: las bacterias arruinan los materiales como el yeso, el cartón y la pintura. Además, el moho se agrava con el tiempo y puede dañar de forma importante las edificaciones.

Humedad, ¿cómo combatirla?

¡Lo mejor es la prevención! Tomá esta medidas para que no aparezca:

  • Ventilación
    Ventilar seguido evita que se forme la humedad. Si ya está instalada, hay que procurar que el sol inunde los ambientes. Colocá extractores de aire en los baños, sobre todo si no tienen ventanas.   
  • Secado de ropa
    Poner a secar la ropa siempre afuera. Si lo hacés dentro de tu casa, las habitaciones se llenan de humedad y aparece el moho.
  • Pintura antihumedad
    Cuando elijas con qué pintar o renueves las paredes de tu casa, investiga las pinturas al vapor con efecto retardante. Las pinturas antihongos y antihumedad tienen una composición que las hace hidrorepelentes y evita que se formen manchas de humedad. 
  • Pisos y alfombras
    Aunque se limpien, las alfombras acumulan ácaros, suciedad y absorben humedad. Si son viejas, hay que renovarlas para que no sean foco de infecciones.
    No mojar en exceso los pisos de madera: la humedad tarda más en desaparecer de este material.   
  • Higiene
    Si aparece moho en paredes y objetos, limpiar con lavandina. Otro truco casero contra la humedad es lavar con vinagre blanco. Desechar colchones y almohadas que se hayan impregnado de moho y humedad. 
  • Techos y paredes
    Revisar los techos y paredes de la casa, al menos una vez al año, para detectar grietas y fisuras y evitar futuras filtraciones. 
  • Deshumificador
    Los deshumificadores, fijos o portátiles, son aparatos de climatización que eliminan la humedad del aire de los ambientes donde se encuentran. 
  • Protección
    Hay que prevenir, proteger el hogar y combatir la humedad de todas las maneras posibles. Esta amenaza, una vez que aparece, es difícil de eliminar. Además, muchas veces requiere grandes inversiones de dinero en reparaciones, soluciones temporales y un mayor gasto de gas y energía en calefacción.