¿Cómo combatir la ansiedad?

Qué es la ansiedad, por qué se produce y algunas técnicas que pueden ayudarte a lidiar con este malestar que afecta tu salud emocional.    

La salud emocional es fundamental para disfrutar de la vida; sin embargo, muchas veces te asaltan sensaciones y sentimientos que alteran tu bienestar. La ansiedad es una de esas emociones que puede hacerte sentir mal e interponerse en tu trabajo y tus relaciones.

¿Cómo combatir la ansiedad?

Primero, es importante que sepas que la ansiedad es una emoción normal que se experimenta en situaciones en las que te sentís amenazado por un peligro externo o interno. No siempre es negativa, pero está bueno identificarla y reconocer cuando te está afectando.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una reacción normal al estrés. Ante diversas situaciones, es posible experimentar sentimientos de temor; y también pueden aparecer síntomas físicos, como inquietud, tensión y palpitaciones. Un problema de trabajo, un examen o una decisión importante son desafíos que pueden ponerte ansioso e impulsarte a enfrentar las circunstancias con energía y concentración. En cambio, para las personas con trastornos de ansiedad, el miedo no es temporal y puede ser paralizante. En estas afecciones los síntomas interfieren en la vida cotidiana, empeoran con el tiempo y deben ser tratados por profesionales.      

La ansiedad se expresa a través de 3 vías:

  • Cognitiva-Emocional. Lo que pensás y sentís: anticipaciones, temores, preocupaciones, inseguridades, sentimientos negativos sobre nosotros mismos, etc.
  • Fisiológica. Manifestaciones corporales: molestias estomacales, sudoración, temblores, opresión en el pecho, mareos y otras.  
  • Conductual. Lo que hacés y tus reacciones: comer en exceso, fumar, morderte las uñas, evitar situaciones complicadas.

¿Cómo combatir la ansiedad? La ansiedad es inherente al ser humano, forma parte de su adaptación biológica y de la sociedad en la que vivimos. En cualquier caso, siempre podés buscar ayuda profesional para salir adelante y sentirte mejor. También podés estar preparado para saber qué hacer cuando aparece y manejarla lo mejor posible para que no sea un obstáculo. Compartimos algunas técnicas, aplicadas en la psicología, para gestionar la ansiedad.     

  1. Pensar de forma realista
    Esta técnica de reestructuración cognitiva apunta a que tus pensamientos e interpretaciones sean más realistas. Muchas veces, no son los hechos los que hacen que tengas ansiedad sino tus interpretaciones, lo que pensás de ellos y de las consecuencias para vos. Para eso, hay que identificar pensamientos erróneos y cuáles aparecen en determinadas situaciones que te hacen sentir mal. Luego hay que analizar y comprobar la veracidad de los mismos. Por último, hay que flexibilizar o cambiar esos pensamientos erróneos -que viste que no son totalmente ciertos- por otros más apropiados y razonados.  
  2. Respirar profundamente
    La respiración profunda te va a ayudar a aliviar las manifestaciones fisiológicas de la ansiedad. Las respiraciones diafragmáticas o abdominales, junto a otras técnicas de relajación y meditación, permiten adquirir estados de calma. Además, reducen la tensión muscular, el pulso y la temperatura del cuerpo aportando bienestar. La respiración completa estimula estructuras implicadas en la relajación (como el nervio vago) y la secreción de un neurotransmisor que es un tranquilizante natural.  
  3. Afrontar las emociones
    ¿Cómo combatir la ansiedad? Algunas técnicas -como la exposición- preparan a las personas para afrontar situaciones difíciles, en lugar de posponerlas o evitarlas. Un profesional debe elaborar un plan y guiarte para que la apliques de forma exitosa. 

Algunas recomendaciones para afrontar las emociones y combatir la ansiedad:

  • No reacciones ante la ansiedad (comiendo o huyendo), acostumbrate a sentirla sin temerle.
  • Aprendé que la ansiedad y sus síntomas pueden ser controlados, podés vivir y hacer lo que quieras acompañado por ella.   
  • Las consecuencias catastróficas anticipadas, ante la situación que produce la ansiedad, no ocurren. Todo es más grave en tus pensamientos que en la realidad.

En muchas ocasiones, una sola técnica no alcanza. Para combatir la ansiedad y mejorar tu salud emocional hay que tener los pensamientos correctos, el cuerpo relajado y las acciones necesarias durante el tiempo que haga falta para alcanzar el bienestar.  

man beside white frame window