¿Cómo armar una compostera en casa?

Qué es y cómo hacer compost en el hogar y por qué es bueno para el medio ambiente.  

En estos tiempos, donde cada vez hay más información que promueve el cuidado ambiental desde el hogar y a través de pequeños cambios en nuestra vida cotidiana, habrás escuchado hablar del compost. ¿Qué es? El compost es abono a base de residuos orgánicos y puede ser nuestro granito de arena para no contribuir a la contaminación del planeta. El compostaje convierte la basura en descomposición en un valioso mejorador del suelo que ayuda a las plantas a prosperar.

Alrededor de un tercio de los alimentos producidos en todo el mundo se desperdicia. Gran parte termina en los basureros donde se convierte en una fuente de metano, un gas de efecto invernadero mucho más potente que el dióxido de carbono. Para evitar este tipo de contaminación hay que reducir la basura: el compostaje puede ser parte de la solución. 

¿Cómo armar una compostera en casa?

Como dijimos, hacer compost es una buena forma de reducir la cantidad de residuos que generamos. El compostaje es un proceso de descomposición de material orgánico y seco que produce abono para las plantas. ¿Cómo armar una compostera? Cualquier recipiente plástico o de madera se puede convertir en compostera. Solo debe tener una serie de agujeros en el fondo para que drene el líquido que se genera en el proceso. Además debe estar tapado y a la sombra. Colocá otro contenedor abajo donde recolectar el fertilizante o abono de plantas que vas a obtener.    

¿Qué poner en la compostera?

Hay que incorporar los elementos en capas dentro de la compostera. 

  1. Base de tierra y lombrices californianas. Este tipo de lombriz vive única y exclusivamente en la materia orgánica, por lo que debe conseguirse o comprarse. 
  2. Capa de material orgánico. Se pueden usar restos de frutas y verduras, cáscaras de huevos, café, té y yerba. No poner carnes ni lácteos. 
  3. Tapa de materiales secos (para que no entren moscas y otros animales): cartón, hojas, papel, viruta. No agregar envases plásticos.  
  4. Intercalá varias capas de materiales orgánicos y secos hasta completar la compostera.

La clave es mantener el equilibrio entre la oxigenación y la humedad. Por eso hay que revolver una vez por semana o de forma periódica y regar el compost para que no se seque. La mezcla hace que el oxígeno llegue a todos los rincones y la humedad asegura la supervivencia de los microorganismos. Ambos pasos aceleran el proceso de descomposición necesario para el compostaje.  

Ahora que ya sabés cómo armar una compostera en tu cocina, tu balcón o tu jardín para cuidar el medio ambiente y contaminar menos el planeta, solo resta tener paciencia. Puede tardar entre dos y tres meses en generarse el primer compost, pero una vez activo demora un par de semanas en producir el preciado fertilizante para tus plantas. 

Ventajas y mitos del compostaje

  • Reduce la cantidad de residuos que generás.
  • Producís abono orgánico para tus plantas.
  • Es amigable con el medio ambiente.
  • El compost huele a tierra húmeda. No tiene mal olor, salvo que haya falta de oxígeno. Por eso hay que revolver seguido.
  • No necesitás mucho espacio ni un jardín para armar una compostera. Se puede hacer en un balcón, terraza o cocina. Necesitás un recipiente, un contenedor y mantenerlo a la sombra.    

Como dijimos, hacer compost es una buena forma de reducir la cantidad de residuos que generamos y promover la sustentabilidad del medio ambiente, a la hora de armar tu propia compostera aprovecha los beneficios que te ofrecemos en Club Qualia.