Algunos tips para manejar tu auto de manera segura

Aprendé a conducir con conocimiento del vehículo, tranquilidad y seguridad para evitar accidentes. Consejos para principiantes.

Si estás aprendiendo a manejar, ya sea porque llegaste a la edad en que podés sacar la licencia o porque nunca antes lo lograste y querés derribar esa barrera, sabrás que conducir un vehículo no es nada fácil al comienzo. Dominar tu auto te hará sentir libre e independiente; pero andar por la calle también conlleva una gran responsabilidad. Manejá bien para evitar accidentes y protegerte a vos y a los demás.

Te damos algunos tips para manejar el auto de forma segura, desde el primer día.

Conocé el vehículo

  • Antes de empezar, familiarizate con el auto que vas a manejar y sus controles. 
  • Colocá bien tu asiento y volante, en altura y distancia a los pedales. Acomodá los espejos.
  • Tené control sobre el acelerador, freno y embriague. Prácticá los cambios.
  • Prendé y apagá las luces cortas, largas y de posición. Ubicá los comandos de las luces de giro, el limpiaparabrisas y las balizas. 
  • Revisá el tablero, sus íconos, sonidos y luces de advertencia (combustible, desperfecto técnico, puerta abierta). Cuanta más información tengas del vehículo, menos imprevistos tendrás en el camino.
  • Ante cualquier duda, consultá el manual del automóvil. Allí encontrarás información sobre tu coche en particular, su funcionamiento y otros consejos que pueden serte útiles.   
  • Aprendé a manejar en un auto que esté en buenas condiciones y que tenga Seguro: vas a evitar problemas y tener más confianza al volante.

Tomate tu tiempo

  • Otro de los tips para manejar un auto con soltura es aprender a hacerlo con tiempo. Nadie es experto de la noche a la mañana. 
  • Lo ideal es tomar clases de 45 minutos, para que el cerebro logre absorber los conocimientos. Salir a manejar de forma regular también es importante. 
  • Tomá un curso de manejo o aprendé con alguien que tenga mucha paciencia. Un instructor alterado, que te rete o te apresure solo logrará aumentar tu nerviosismo y tus miedos.    
  • Practicá en las mejores condiciones: con buena visibilidad, en lugares tranquilos y de poco tránsito.
  • Dominá las cuestiones básicas de conducción antes de lanzarte por avenidas de alta velocidad. Tené claro cómo frenar y arrancar, cambiarte de carril, mirar los espejos, girar o dar marcha atrás antes de intentar retos más grandes.  

Respetá las reglas de tránsito

  • Seguí todas las medidas de seguridad, empezando por vos y por tu auto. Usá siempre el cinturón de seguridad y no tomes alcohol si vas a conducir. Prendé las luces del vehículo y anticipá tus maniobras antes de realizarlas.
  • Respetá el reglamento de tránsito. El mismo está hecho para cuidar a automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones, y garantizar la movilidad segura y armoniosa entre todos.
  • Algunas reglas básicas son: no cruzar semáforos en rojo, no sobrepasar la velocidad máxima permitida, mantener una distancia prudente, circular por la derecha, poner la luz de giro, entre otras. 
  • Si vas a manejar tendrás que aprobar el examen teórico, no solo el práctico. Además, conocer las normas de seguridad vial te ayudará a saber cómo reaccionar ante diversas situaciones que se presenten en el trayecto.   

Cuídate y protegé a los tuyos

  • Además de todos los tips para manejar un auto, anteriormente mencionados, conviene evitar las distracciones, sobre todo cuando estás aprendiendo.
  • Toda tu atención debe estar enfocada en la conducción. Evitá la música fuerte y el uso del celular. Si llevás amigos, que no te hablen ni te hagan desatender el manejo. 
  • Prestá mucha atención a lo que te rodea: esto se llama conducir a la defensiva, ¡siempre listo para cualquier situación que se presente!   
  • Conducir bien te permitirá prevenir accidentes. Para estos imponderables, conviene tener un Seguro de Accidentes Personales. Si algo llegara a pasarte, esta póliza protege a tu familia y le otorga una suma de dinero a tus beneficiarios.
  • El Seguro de Accidentes Personales de Qualia te cubre en caso de fallecimiento o invalidez total y permanente, causados por accidente.