5 tips para tener una casa segura

Desde lo más simple, como guardar objetos de valor o reforzar la iluminación, hasta la protección más avanzada de un sistema de alarma o un Seguro de Hogar.  

Tener una casa segura depende de muchos factores. Algunos se planifican desde la construcción, como los materiales resistentes, las rejas, las puertas blindadas o las ventanas más o menos accesibles.

Otros factores se miran al comprar o alquilar; como la ubicación, los cercos o muros perimetrales, las terrazas y balcones muy expuestos (si se trata de un departamento). 

Pero la mayoría de los recaudos se pueden implementar en cualquier momento: como guardar objetos de valor, agregar luces, colocar una alarma y contratar un Seguro de Hogar. 

5 tips para tener una casa segura

  1. Guardar objetos de valor

Parece obvio, pero no lo es. Uno de los puntos más importantes de esta lista sobre cómo tener una casa segura es no convertirse en un blanco fácil. Si tenés objetos de valor, dinero en casa o bienes muy caros, que no se note. Guardar el auto en el garage, cerrar las cortinas de noche para resguardar un gran televisor, no dejar bicicletas afuera… Si compraste una computadora o un electrodoméstico nuevo, no dejes la caja en la calle. No llamar la atención, ni ser un objetivo fácil es el primer tip para vivir más tranquilo.

  1. No dejar la casa vacía

Si te vas por unos días o un periodo más largo de tiempo, que tu casa o departamento no luzca como si estuviera vacío. Pedile a tus vecinos u otra persona de confianza que retire la correspondencia, corte el pasto o mueva el auto de lugar. También podés dejar alguna luz encendida si volvés en unas horas. Durante las vacaciones, dejá a alguien cuidando tu hogar y no publiques información en las redes sociales sobre el nuevo paradero: las viviendas sin gente son más factibles de ser asaltadas.   

  1. Reforzar la seguridad

Pequeños cambios pueden reforzar la seguridad de todos los días. Agregá persianas, rejas o cortinas que dificulten el acceso a tu casa. Evitá o cambiá las puertas con vidrio cerca de las manijas: son fáciles de romper para ingresar. Colocá luces con sensores de movimiento, éstas se prenden ante la presencia de cualquier persona y pueden ahuyentar a los desconocidos. Cerrá bien las ventanas y sumá un seguro, si es necesario. Cubrir demasiado la propiedad, con muros, árboles y grandes arbustos, en vez de protegerla puede servir para esconder a los intrusos.      

  1. Colocar una alarma

Acudir a una empresa de seguridad privada ayuda a garantizar una casa más segura. Sensores, cámaras de video y sistema de monitoreo central harán que los ladrones se mantengan alejados. Una alarma casera domiciliaria también puede cumplir la función de disuadirlos, si cuenta con sirenas o te informa sobre la presencia de desconocidos para que des aviso a la policía.     

  1. Contratar un Seguro

¿Sabías que podés asegurar la tecnología de tu hogar? Un Seguro de Notebook cubre por robo o daño accidental tu notebook o netbook. Un Seguro de Hogar, por su parte, cubre por robo; daños a la vivienda; daños al contenido (incluidos aparatos electrónicos y electrodomésticos); y demanda de terceros. Un producto súper completo cuando la seguridad de tu casa está en juego.

Cómo tener una casa segura está en tus manos. Poné hoy mismo estos consejos en práctica.