5 tips para prevenir accidentes domésticos en el adulto mayor

Cuidados para evitar accidentes en el hogar de personas mayores. Tips para las instalaciones de la casa y otras precauciones con la medicación y las salidas.

Los accidentes hogareños son bastante frecuentes en las personas mayores debido al deterioro de sus condiciones físicas, propio del envejecimiento. Su movilidad se reduce y caminan más lento o tienen falta de coordinación y equilibrio; su agudeza visual y auditiva disminuye; y también su memoria. Por lo que suelen ocurrir accidentes domésticos con frecuencia.

Los adultos mayores suelen sufrir quemaduras, golpes y otros incidentes que ocurren generalmente en su casa, por falta de cuidado o la correcta adecuación de las instalaciones. ¡Pero muchos de estos percances pueden evitarse!
Para lograr la prevención de accidentes en el adulto mayor se pueden seguir estas 5 recomendaciones:

Adaptar las instalaciones de la casa

Revisar bien los ambientes donde viven las personas mayores a las que se quiere proteger.

  • Baño: Es preferible la ducha al nivel del suelo, con piso antideslizante, a la bañera. Se recomienda usar alfombra de baño y colocar asas para sujetarse. Comprobar y regular la temperatura del agua y evitar la formación de vapor, que puede causar mareos.
  • Cocina: Colocar ollas y sartenes con los mangos hacia adentro y siempre en las hornallas de atrás. Apagar correctamente la cocina y el gas. Manipular agua hirviendo con extrema precaución. Usar manoplas para el horno caliente. Manejar cuidadosamente productos de limpieza y lavarse bien las manos al finalizar. Revisar las fechas de vencimiento de los alimentos y descartar si hay alguna duda.
  • Iluminación: Poner luces intensas en todos los ambientes. Evitar la iluminación tenue que impida ver con claridad muebles y objetos grandes o pequeños que los hagan tropezar.

Tomar precauciones al moverse dentro del hogar

  • Dormitorio: El acceso a la cama debe ser amplio y libre de objetos. Los adultos deben sentarse en la cama y permanecer unos instantes antes de levantarse.
  • Pisos y escaleras: Evitar pisos resbaladizos o encerados, no caminar sobre el piso mojado. Fijar las alfombras (que no patinen, ni se levanten las puntas) y poner pasamanos en las escaleras.

Cuidar las fuentes de calor

Para prevenir quemadura y problemas con la electricidad.

  • Alejar de las estufas papeles y ropa que pueda quemarse
  • Usar fuentes de calor seguras, bien instaladas y protegidas.
  • Si se fuma, prestar atención al apagado de colillas. No fumar en la cama.
  • Si se usan almohadillas de calor o eléctricas, proteger la piel y quitar para dormir.
  • No manipular velas y fósforos. Recurrir a linternas ante un corte de luz y a chisperos para encender el fuego.
  • No utilizar aparatos eléctricos en el baño, ni con las manos mojadas.
  • No encender varios electrodomésticos de alta potencia al mismo tiempo (lavarropas, horno eléctrico, plancha); ni conectarlos en un mismo enchufe, para evitar sobrecargas.

Administrar bien la medicación

La prevención de accidentes en el adulto mayor también se logra prestando atención a la ingesta de la medicación. ¿Está en condiciones de tomar sus remedios de forma autónoma o necesita que alguien se los proporcione? Debe estar muy claro qué es cada medicamento, cómo y cuándo tomarlo. Anotar dicha información en el mismo envase, tener a mano las indicaciones por escrito y utilizar pastilleros diarios o semanales.

Precauciones al salir

Las personas mayores que realizan actividad física de forma regular reducen las probabilidades de sufrir accidentes. Si además se revisan periódicamente la vista y el oído estarán en mejores condiciones para salir solos a la calle. Pueden usar bastón si necesitan apoyo para caminar. También deben llevar consigo sus documentos y una nota de a quién llamar en caso de accidente. ¡A tomar recaudos para disfrutar de la vida tranquilamente y con seguridad!

Otros tips de prevención de accidentes en el adulto mayor dentro del hogar son:

  • Usar zapatos cómodos con suela de goma o antideslizante.
  • Si se traslada peso, hacerlo en bolsas y con una mano libre para agarrarse en caso de caídas.
  • Deambular con cuidado y prendiendo las luces de los ambientes donde se ingresa.
  • No subirse a sillas, ni a escaleras portátiles para hacer arreglos o cambiar bombitas: es mejor pedir ayuda a otra persona.
  • Tener siempre a mano un número de teléfono para emergencias.

Los adultos mayores pueden contar con un Seguro de Accidentes Personales Senior. A partir de los 74 años, esta póliza cubre por invalidez total o parcial y permanente por accidente y también por fallecimiento accidental.