5 tipos de cerraduras para ventanas

Las ventanas son muy vulnerables si no cuentan con una cerradura adecuada que impida abrirlas. Protegé tu hogar con un conjunto de medidas de seguridad.   

La seguridad de tu casa es muy importante. Lo bueno es que hay muchas maneras proteger tu vivienda para vivir con tranquilidad y disfrutar sin preocupaciones.

Al evaluar una propiedad revisá sus accesos, la fortaleza de sus puertas y la zona en la que se ubica. Algunos elementos -como rejas, alarmas o mejores cerraduras- pueden agregarse más adelante, pero otros no. La solidez de las aberturas también es un factor a tener en cuenta a la hora de evitar el ingreso de intrusos. En el mercado hay muchos tipos de cerraduras para ventanas, que las vuelven más seguras. Te contamos qué cerraduras existen y sus principales características para poder elegir.           

¡Los ladrones no van a entrar por la puerta principal! Intentarán hacerlo por una entrada secundaria, una ventana fácil de romper o un acceso poco vigilado si hay gente o cuando no haya nadie en casa. Tu objetivo es que sea lo más difícil posible que los extraños ingresen. Conocer los distintos tipos de cerraduras para ventanas puede ayudarte a decidir qué es lo mejor para tu hogar. No todas las aberturas necesitan trabas o llaves: las ventanas de planta alta son menos accesibles; pero cualquier ventana de planta baja, que no esté protegida por una reja, va a necesitar algún sistema de seguridad. En los departamentos, las ventanas que están a mano de otras unidades, en pisos bajos o con acceso desde terrazas o balcones aledaños conviene que tengan cerradura.   

Tipos de cerraduras para ventanas

  • Ventanas con pestillo

Es la cerradura más común en las ventas corredizas. El pestillo para trabar o destrabar la ventana va en el marco central y asegura los dos paños a la vez. Si no está trabado, es fácil de abrir. Pero si está bien cerrado, no permite correr los vidrios desde afuera con facilidad. 

  • Cerraduras con llave

Las cerraduras con llave son más efectivas para asegurar las ventanas. Podés encontrar este sistema en ventanas simples, dobles y corredizas. La cerradura va en el marco y ya forma parte de determinadas aberturas o puede agregarse. Su sistema se bloquea y desbloquea con una llave, ¡que no hay que perder!

  • Manijas de bloqueo

Es una manija que traen cierto tipo de ventanas, puede ser con llave o no, que permite bloquear o desbloquear la abertura según su posición. Estas ventanas vienen así de fábrica y, si están trabadas, son muy seguras para evitar el ingreso de personas ajenas al hogar.

  • Trabas externas

Si tenés ventanas ya instaladas, de fácil acceso, podés agregar algún sistema extra de seguridad como pasadores, cerraduras externas o trabas. Vas a necesitar taladrar para hacer algunos agujeros en los marcos, pero es una forma sencilla de sumar otra barrera de protección.

  • Cerraduras ajustables

Las cerraduras ajustables sirven para todo tipo de ventanas corredizas. No hay que cambiar ni agujerear los marcos y se adaptan a cualquier tamaño de riel. Este sistema permite bloquear la apertura de las ventanas tanto desde el interior como desde el exterior. Las podés instalar vos mismo, ya que no se necesitan herramientas, ni tornillos.   

Las ventanas son fáciles de manipular por los ladrones. Prestar atención a su sistema de seguridad y elegir el mejor, entre los tipos de cerraduras para ventanas que se adapten a tu estilo, será de gran ayuda para proteger tu casa. Un Seguro de Hogar también es recomendable, ya que ninguna protección es infalible. El Seguro de Hogar de Qualia cubre por robo y daños a los bienes dentro de tu propiedad, incluyendo rotura de vidrios. Además te brinda descuento en la instalación de alarmas, entre otros beneficios.